Viajar por libre y sin plan

Hoy os voy a contar cual es mi forma preferida de viajar, sin duda es viajar por libre y sin plan.
Viajar por libre porque ese es mi estilo de toda la vida, un viaje es parte de la vida misma y si en mi vida nadie me dice como organizarla, nadie va a organizar un viaje por mi.

Viajar sin plan fue mi estilo original de mochilera cuando era joven, después con los compromisos del curro, vacaciones limitadas y tal, en muchos casos me vi obligada a planificar, pero como mil veces no cumpli un solo plan previsto, ahora ya paso del planificar, pues no tiene sentido porque se que no lo cumplire.

Mi "estilo" no es solo viajar por libre y sin plan , es viajar por libre, sin plan y sin expectativas, prefiero saber poco, lo mínimo imprescindible del destino para dejar que me sorprenda.
Ver fotos, leer guías o relatos de otros no solo no me aporta  nada porque no copio itinerarios sino que ademas me puede crear "falsas" expectativas y prefiero no tenerlas, prefiero la "emoción" de no tener ni idea de como es un sitio a tener un montón de información que al fin y al cabo no utilizaré, porque prefiero que el destino se enseñe a si mismo y si un sitio me gusta aunque no tenga "nada" para ver segun las guias, soy capaz de quedarme una semana ...




En pocas horas aterrizare en Uzbekistán, una República Ex Soviética,  que se ubica en el corazón de Asia y de la Ruta de la Seda.
  • De esta mítica ruta mucho se ha escrito, habiendo sido el primero Marco Polo en El libro de las Maravillas, al que os remito, frente a tal crónica de uno de los más grandes viajeros de todos los tiempos poco puede decir una aficionada a tiempo parcial y que solamente conoce algunos tramos de esta ruta en China y Turquía.
  • No puedo contaros como organice este viaje.... porque no lo organice.
  • Ni puedo dar un itinerario previsto 100% fiable, porque tampoco lo tengo, solo sé que aterrizare en Tashkent, me iré a dormir y a la mañana vuelo a Khiva donde comenzará mi ruta por las ciudades Patrimonio de la Humanidad .
  • Tampoco puedo contaros algo de la historia o la cultura de Khiva, Bujara, Samarcanda o Shakhrisabz, porque aún no la he leído.

Entonces ... os estaréis preguntando ¿para que escribe un post... si no piensa decir nada?  

Pues para deciros que no es necesario planificar, que no es necesario "estudiarse" un destino,  que es un error crear expectativas y que en mi opinión el secreto de un viaje perfecto esta simplemente en vivirlo y dejarse llevar.

Esto significa un regreso a mis orígenes viajeros. Hace ya años, cuando rondaba los veinte  no se si la inconsciencia o las ganas de aventura me lanzaban a los sitios sin saber nada y descubrir los sitios "sobre la marcha" me dejaba mas que satisfecha.

Cero expectativas y nada de planes... lo que pretendo de este viaje no es "ver" ciudades de la Ruta de la Seda, sino que solo quiero "sentir" Asia Central, quizás ni siquiera soy capaz de explicar lo que quiero pero estoy segura algun@s entienden exactamente que es lo que estoy intentando trasmitir.

* * * 

Analicé mi experiencia viajera, hice algo así como un balance y si es bien las comparaciones son odiosas he comparando viajes (no lugares) con lo que he concluido que todos aquellos sitios a los que regrese son aquellos a los que fui por casualidad y sin ningún plan.
Ahora me atraen de una forma inexplicable casi mística o mágica,  todos ellos tienen en común que me sorprendieron como a una cría y  experimente sensaciones y emociones fuertes... algunas guapísimas y otras no tanto, pero no me dejaron para nada indiferente.
Y en la "extensa" lista de lugares a los que volvería ahora mismo hay sitios tan diversos como China, Perú, Bosnia y Herzegovina, Brasil, Nepal, Palestina, Rusia, Camboya, Rapa Nui, Grecia y Turquía.

Durante el mes de julio escribí algo sobre Perú ... y recordar aquellos días en Perú hizo que quiera "revivir" aquel viaje, aunque el destino sea diferente.
En mi primer viaje en solitario a Perú, aterricé en Lima sin ni siquiera saber hacia donde dirigirme, sabía que Cuzco y Machu Picchu eran mi objetivo y nada mas;  lo curioso es que tenia 2 meses por delante, en este viaje obviamente descubrí más sitios a los planteados inicialmente, pero sobre disfrute de las tradiciones de Perú y la calidez de su gente con calma y sin prisas.

Quienes me conocéis sabes que estoy "colgadísima" de China, a China la primera vez llegué de casualidad,  había un billete tirado de precio y sin dudarlo lo compre, a los pocos días estaba en Pekín... tenia una vaga idea que iría a Xian, a Guilín (ni sabia de la existencia de Yangshuo), a Shanghai y poco mas,  pero una vez allí me quede un mes adicional...
Curiosamente en mi ultimo viaje a China paso algo similar,  estaba en Indonesia muy cabreada con el teatro del País Toraja entonces me marche a Yunnan  (después de hacer el visado en Hong Kong y comprar una guía del Sur de China para enterarme un poco de como montármelo) y el resultado fue magnifico:  me sorprendió tanto como lo hizo Perú en su momento.

Y los demás sitios fueron cambios de ultimo minuto o situaciones no previstas las que me llevaron allí:
  • Grecia y Turquía forman parte de uno de los tantos "Interrails" sin planes mas allá de los trayectos de tren... y he vuelto varias veces a ambos sitios.
  • A Nepal fui porque me aburrí de lo pesados y cachondos que son los indios y desde Varanasi volé a Katmandu;  con Camboya pasa algo similar pero a la inversa me aburrí del "peloteo" permanente de los tailandeses y acabe maravillada con los Templos de Angkor. 
  • Bosnia y Herzegovina no estaba en mis planes puesto que había viajado por trabajo a Zagreb y una vez allí antes que la masificada costa Croata pensé que era mejor irme al corazón de los Balcanes.
  • Rapa Nui siempre fue un sitio con el que soñaba y un día dando un paseo por el centro de Montevideo encontré un vuelo en oferta, lo pille y a los 3 días estaba en Rapa Nui.
  • Palestina si que era un destino del que me había informado pero pensaba ir con alguien y a ultimo momento me quede sola, asi que desmonte todo lo que habíamos pensado y mi plan se resumía a aterrizar en Tel Aviv e irme inmediatamente a Jerusalén, una vez allí dejarme llevar y resulto el viaje que mas huella dejo en mi corazón.
  • Y así podría seguir con México, Rusia, Guatemala ... todos productos de un cambio de planes de último momento por diversos motivos .-

Ahora mismo de Uzbekistán se que ciudades quiero ver y obviamente se que en Khiva hay una ciudad amurallada, que en Bujara hay cientos de madrazas y que en Samarcanda esta el mítico Registan, pero poco mas.... y no quiero saber mas !!! 

Las personas a las que nos gusta viajar solemos disfrutar con la "investigación" previa al viaje, con el viaje en sí mismo y al compartir nuestras experiencias al regresar.
En mi caso investigar se ha reducido a la mínima expresión, puesto que investigar genera expectativas y condiciona o altera en alguna medida las sensaciones del viaje en si mismo, pienso que el exceso de información y de imágenes minimizan el factor sorpresa que para mi es imprescindible.

En cualquier caso para mi lo más importante de un viaje es el viaje en sí mismo,  lo importante son los momentos y las experiencias vividas y estas no pueden planificarse y toda documentación previa en este tema seria absurda.
Sin darle demasiadas vueltas es como la vida misma... para lo realmente trascendente hay que vivir y sentir, de nada de pensar y planificar porque como decía Lennon ... "La vida es lo que pasa mientras haces planes para el futuro y  ¿que es un viaje si no parte de la vida misma?

Me dejo de "filosofar" que en unos minutos tengo el embarque  y si habéis llegado hasta aquí, lo menos que puedo hacer es dejaros como agradecimiento una frase de Kahlil Gibran que me parece extraordinaria.

Dejad que vuestro espíritu aventurero os empuje 
y descubrid el mundo que os rodea con sus rarezas y sus maravillas. 
Descubrirlo será amarlo. !!!!

2 comentarios :

PACO&VERO dijo...

Any espero que disfrutes muchisimo con el "descubrimiento" de Uzbe!!! De todas formas con tu manejo y desparpajo tampoco es que te haga mucha falta investigar a fondo el pais. Un abrazo y espero tus fotos y comentarios a la vuelta

Any dijo...

Hola Vero !!!
Gracias por los deseos, el "descubrimiento" ha sido fantástico, monumentalmente es impresionante, ni por asomo me imaginaba algo así.
Y los uzbec@s son la caña, una pena no hablar ruso o uzbeco... porque en los mercados y bazares hemos "hablado" hasta el aburrimiento en signos y en señas !!!
Ya os escribire pero es sin duda el país de las mil y una noches.
Un abrazo