Campamento de Yurtas en Uzbekistan

Una noche sin contaminación lumínica y más aun si es en el desierto... es una tentación muy difícil de resistir. Y como no se resistirme, decidí vivir la experiencia en un Campamento de Yurtas en Uzbekistán, una Yurta es una tienda de campaña típica uzbeca de las que utilizaban los nómades en el desierto al pie de la Fortaleza de Ayaz-Kala.

campamento de yurtas en Uzbekistan
¿A que parece a una experiencia chula, relajante y casi "religiosa" ?
Pues lamento deciros que no, es una turistada del tamaño de una montaña !!! 


Sinceramente las yurtas y todo el rollo "cultural" nomade uzbeco me importaban un pimiento (fui con la única intención de ver las estrellas en el desierto), pues esta claro que si el campo de yurtas esta montado para turistas no sería autentico, pero pensaba que al menos intentarían darle un "toque" uzbeco.
La realidad supero a mi imaginación de lo que podía ser una turistada en el medio del desierto:
En primer lugar las yurtas  están perfectamente acondicionadas para que el turista duerma en el suelo pero en un colchón y con edredón !!!  
No imagino a las tribus nómades cargando con todo esto por los desiertos de Asia Central...

Si los colchones y edredones fueran poco... hay que reconocer que están curiosamente decoradas !!! Que los nómades cargaran con colchones y con edredones me parecía fuerte, pero ya cargar con la decoración me parece subrrealismo del bueno.

Campamento de Yurtas en Uzbekistan
Interior de las "yurtas"  en el Campamento Ayaz-Kala 

Pero hay más, el campamento esta acompañado de instalaciones higiénicas (baños con duchas), cocina y una yurta comedor.   Flipante, soy incapaz de imaginar a los nomades  transportando el water, la cocina y un tanque de 500 litros de agua potable.  

A esto hay que agregar que la cena y el desayuno que sirven en la "yurta comedor" a todos los pernoctan  está  "muy bien adaptada" al paladar occidental, la cena fue una ensalada, un estofado de carne con patatas  y de postre frutas.
Si para cenar me hubiesen puesto el omnipresente Shashlik con algún Noodle  igual no estaría escribiendo esto, pero la intención de agradar al turista me ha decepcionado mas que cualquier decoración o infraestructuras que aportan cierto nivel de comodidad.

No os creáis que eso es todo...  hay determinados "servicios" para que que la Turistada sea Perfecta!!  Rentan Camellos para que ir a dar una vuelta por las Fortalezas o el Lago cercano.

Campamento de Yurtas en Uzbekistan
Camellos del Campamento Ayaz-Kala

Que cada "viajero" que cuente su experiencia de la forma que le resulte mejor, de la forma "que le guste a su público", o de la forma que lo sienta (quizás alguno se siente la reencarnación de Marco Polo porque pernocto en este campamento).
A mi me gusta lo auténtico, aquello que no lo es me produce rechazo y si he de decir que he sido participe de una turistada del tamaño de una catedral lo digo sin cortarme un pelo.

Para terminar una recomendación:  Si a pesar de saber de antemano que es un campamento montado para turistas y queréis ir con la única intención de ver las estrellas,  tened la precaución de que no sea luna llena puesto que en mi habitual despiste olvide mirar las fases de la luna y justo esa noche hubo una luna llena espectacular.
Aún sigo con ganas de ver una noche estrellada sin contaminación lumínica... pero con la "gratificante y relajante" experiencia de esta turistada con otros 20 "guiris" en un desierto de Uzbekistán .-

8 comentarios :

PACO&VERO dijo...

Gracias Any porque es para tener muy encuenta esta recomendacion tuya. A mi lo unico que me llama la atencion de esta experiencia es el cielo estrellado que ya hace mucho tiempo que no puedo ver uno. El resto pues no me llama la atencion que una es muy comodona y aunque sea dormir en el suelo con colchon y edredon no lo veo yo tan claro...ademas tendria que dormir con gafas de sol para evitar ver esa horrible decoracion ;) Lo de la comida si que me ha descuadrado...aunque adaptada al paladar occidental deberia de haber sido mas uzbeca, no me extraña que no te gustara nada esa experiencia, por poco no te ponen una hamburguesa del MacDonald!!!

eskola dijo...

Hola Any, te leo y comparto contigo lo que dices.
Pero muchas de las cosas que realizamos en nuestro viajes no dejan de ser turistadas y no por ello no hemos de hacerlas.
Encontrar hoy en dia algo auntentico es casi imposible, excepto en raras ocasiones.
Recuerdo la subida al fuerte Amber, nosotros la hicimos andando otros la hacian en elefante, los camellos en el desierto del Thar, subir en burro al monasterio en Petra...
Existen innumerables turistadas pero es cuestión de elegir.

Any dijo...

Vero: creo que todavia no hay ningún Mc. Donald en Uzbe, pero me temo que en algun momento aparecen.
Una pena lo de la comida en las yurtas porque la gastronomia uzbeca sin ser muy variada esta bien.

Eskola: estoy de acuerdo con lo que dices, aunque con matices.
Creo que si es posible encontrar sitios, comidas y tradiciones "no" contaminados por la globalización, simplemente hay que salirse de las rutas mas recorridas.
Las actividades preparadas expresamente para turistas son evitables en la medida que así lo querramos (por principios evito todas aquellas que involucren a un animal) sin embargo no me resisto a los vuelos panorámicos (ya sean en globo, avión, helicóptero, etc.)... cada uno tiene sus debilidades. ;)

moonflower dijo...

jajajaja Any, pues a mi esta entrada me ha hecho reirme mucho!!

En las primeras tres líneas, ya estaba imaginando una experiencia increíble... Y luego.. zas!

Te he estado imaginando allí, alucinando cada vez un poco más a medida que ibas encontrando el colchon, el edredón, el wc, la ensaladita.. y cuando encima verías la luna llena, no me lo quiero ni imaginar!! jajajaja

Bueno, yo creo que aún siendo algo muy turístico y que a mi también me gusta vivir experiencias más "reales", yo creo que me gustaría la experiencia. Eso sí, sin luna llena!!!

No entiendo como en todos los lugares del mundo se empeñan en satisfacer las supuestas "necesidades" del turista occidental, cuando la gracia de viajar (al menos en mi caso) es justamente lo contrario.Huir de lo que ya tenemos en casa.. Aunque he de reconocer que en algunos sitios, ha sido todo un alivio poder comerse una pizza (por decir algo) después de tragar comidas intragables día tras día o de poder dormir en un sitio decente después de hacerlo entre los animalejos más extravagantes y montones de porquería.....

Un besazo

Paco Piniella dijo...

Pensar en viajes en el siglo XXI es asumir que el turista es un rico occidental que va a ser fuente de recursos para los países que visita, pero pienso que sigo pensando la pena viajar aunque tenga estos chascos.
Saludos viajeros.

Any dijo...

Carol... parece que logré trasmitir mi experiencia es tal cual lo dices. ;)
Si a veces apetece un poco de lo que estamos acostumbrados, sobre todo cuando la gastronomía local no es de nuestro agrado.

Paco, sin duda merece la pena.
Aunque afortunadamente hay sitios donde no ven al viajero como un proveedor de recursos, por citar algunos ejemplos Uzbekistán, Palestina, Camboya, China Rural... son los sitios de los que yo al menos acabo "enamorada".

Saludos a los dos.-

Ricky Kimmich dijo...

Excelente documento

Ana Laura dijo...

Gracias Ricky !!!