Viejas "nuevas" emociones




Sábado de noche en la sala vip de Spanair del Aeropuerto del Prat... (es quizás el peor plan para un sábado, pero sólo hay 2 vuelos semanales de Spanair a Tel Aviv).
Aquí estoy muchas veces repasando un proyecto, disfrutando de un café y conversando con compis  a punto de salir de viajes por trabajo, viajes diferentes de carácter profesional, que no generan sentimientos, expectativas, ni ilusión ....
Hoy es diferente, estoy sin ordenador, ni traje, ni proyecto pero estoy a tope de ilusión .

A pesar que en la nueva T1 del aeropuerto de El Prat embarque hacia varios destinos de viajes de carácter personal,  aquí no había sentido lo que estoy sintiendo ahora mismo... la maravillosa mezcla de ansiedad, adrenalina e ilusión infinita.

Estas sensaciones creo que no ocurren porque vaya sola y con apenas una idea de lo que voy a hacer, a eso estoy acostumbrada.  Para este destino en concreto prefería ir acompañada y estuvo a punto de ser con Ma. Merce (una compañera de lujo), pero no pudo ser y aprovecho desde aquí a desearle lo mejor.

Otra razón que se me ocurre es que quizás sea el destino el que las produce...  Palestina, un destino que tuve que aplazar 2 veces (en 2008 y 2010), en 2008 lo aplace por la invasión a Gaza y marche a Guatemala, en cambio en 2010 tuve que aplazarlo por temas personales que me llevaron al Cono Sur desde donde me "escape" a Rapa Nui.
Cuando quiero algo, el objetivo siempre esta presente y dificilmente renuncie, lo mismo me pasa en los viajes, pero tampoco creo que sea por esta razón que estoy con tantas ilusiones a flor de piel.

Tampoco se porque han surgido ahora mismo y en definitiva no me importa demasiado, simplemente estoy disfrutando de un previo igual de intenso que en los primeros viajes.
Por lo general a todo le busco una explicación aunque se perfectamente la teoría de que con las emociones poco importa la lógica y menos intentar descifrar porque se producen, sino que simplemente hay que sentirlas y disfrutarlas.

Después de vivir en varios países, viajar casi todas las semanas, visitar sola y a mi aire ciudades "tildadas" de peligrosas de Centroamérica, de transitar el Camino del Inca, de meterme en el corazón de China sin dominar el chino o en el anillo de oro Ruso sin saber una gota de cirílico y menos de ruso, aventurarme por mi cuenta al oasis de Al Fayum en Egipto, subir a volcanes en activo o bucear con tiburones.. estas sensaciones no aparecían y la verdad las echaba de menos.

Pensaba que ya no quedaban "retos" capaces de despertar a la "niña" viajera, aquella que siente respeto por lo desconocido, aquella que se pone en alerta y que es capaz de ilusionarse al extremo...  Volver a sentirlas me ha dejado feliz.

En raras ocasiones escribo sobre mis sentimientos pero esta es una ocasión muy especial.
Por el momento nada mas que decir... seguiré disfrutando de mis viejas "nuevas" emociones !!!


Hasta pronto desde Palestina.


P.D.  No creo en los milagros,  pero igual en este viaje a la llamada "tierra santa" hasta cambio de opinión:  Un vuelo de Spanair está On Time ... y curiosamente es el mio !!!!









3 comentarios :

Isabel dijo...

Pásatelo muy bien por tierras Palestinas! :D Ya estoy deseando leer que tal te va por allí.

Un beso,

PACO&VERO dijo...

Me alegro que te hayas reencontrado con esa ilusion y espero que el viaje sea superior a tus espectativas. Disfruta de los sentimientos que genera la "Tierra Santa"!!! Un saludo y estoy impaciente por tus comentarios a la vuelta. Buen viaje!!!

Any dijo...

Gracias a las dos por los comentarios y los buenos deseos.
En el face ire diciendo cositas y del interrogatorio escribire desde aqui, no me puedo "enfriar"...
Un abrazo desde Jerusalen.