Alexandra David-Néel

Entre las mas grandes viajeras de todos los tiempos se encuentra Louise Eugénie Alexandrine Marie David más conocida por su seudónimo Alexandra David-Néel es la primer mujer que logró llegar a Lhasa en 1925 (antes de la ocupación China), cuando el Tibet estaba gobernado por una dictadura de lamas que muchos  llaman "teocracia" y prohibía el acceso a los extranjeros.


Alexandra David-Néel Alexandra en su libro Viaje a Lhasa define al Tibet de la siguiente forma:
"Quizás el halo de misterio que envuelve al Tíbet se deba a su tradicional aislamiento, causado por factores geográficos y políticos".   "El Tibet presenta todas las características de las tierras maravillosas descritas en los cuentos".

Como me gustan las personas que van en busca de lo que desean y se enfrentan a todas las adversidades, investigué un poco sobre la vida de Alexandra y el siguiente es un resumen de su vida.

Alexandra David-Néel, nació en París en 1869, fue hija única de una familia burguesa,  acabo siendo una adolescente rebelde, anarquista y reconocida librepensadora de los siglos XIX y XX.
Cuenta la historia que durante su niñez, para escapar del aburrimiento, dirigió su mirada hacia el mundo. 
Se intereso por India, China, Japón, Corea, Singapur, Tíbet, sitios que acabo visitando con largas estancias, y viviendo gran parte de su vida en diversos países de Asia. 

Estudió en Inglaterra, se interesó en la espiritualidad y las religiones comparadas.
Decidió viajar en solitario primero visitando diversos países de Europa y a continuación en su primer viaje a Asia viajo a India y en el segundo a Vietnam.
Luego tuvo un período donde recorrió el Magreb, siendo en Túnez donde se enamoró de un francés con quien se caso y vivió por algunos años.
Sin embargo, en 1911, atravesó una crisis existencial: ya conoce el amor y el éxito, pero la vida sedentaria y confortable la cansó, así que decidió volver a viajar sola y se fue a India desde donde iniciaría su primer viaje al Tibet.

A sus 57 años abrió una nueva ruta para llegar a Lhasa que nadie antes ha utilizado, caminando a diario 40 kilómetros, ya que sentía curiosidad por pisar regiones que los mapas definían como "tierras desconocidas"
Para lograrlo, se disfrazó de peregrina tibetana: se ennegreció el pelo con tinta y se oscureció la cara y las manos con hollín (que eran las únicas partes de su cuerpo que dejaba ver su atuendo de tibetana) . 
Lo que a priori suponía que iba a ser una difícil ruta de tres meses acabó convirtiéndose en una odisea de más de tres años, en los que se tuvo que enfrentar a animales, bandidos y funcionarios chinos, además del frío, las tormentas de nieve, el hambre y los pasos de montaña de mas cinco mil metros de altura. 

Por fin, en 1925 divisó los techos rojos del palacio de Potala: Sueño Cumplido, es la primera mujer occidental en llegar por sus propios medios a Lhasa y  la noticia que recorrió el mundo fue la siguiente:
"Se anuncia que una francesa, la señora Alexandra David-Néel, quién se fue de Francia en 1911 para ir a la India, logró entrar en Lhasa, ciudad prohibida para los extranjeros."

Cuando regresó a Francia después de un período de 14 años en Asia y se dedicó a dar conferencias sobre Asia y el Tibet. 
Pero la realidad de occidente no le gustó y expresó "Pienso que el mundo llegó al momento de su decadencia" y sólo deseaba en una cosa: volver a irse para reencontrarse con Asia y "para sentirse viva".

Alexandra David-Néel


Para conocer los detalles de su primer viaje a Lhasa os recomiendo leer su libro titulado Viaje a Lhasa, Alexandra nos ha dejado una obra literaria extensa y muy interesante sobre todo para viajeros y para budistas.
También leí su biografía, de cual que me quedo con dos párrafos que reflejan claramente la diferencia de "sobrevivir" en la monotonía,  a "vivir" cumpliendo los sueños.

El primer párrafo se corresponde a los recuerdos su "vida" antes de emprender su viaje: 
“Lloré más de una vez amargamente, teniendo la sensación profunda de la vida que pasaba, de mis días de juventud vacíos, sin interés, sin alegría.
Comprendía que perdía un tiempo que no volvería, que perdía horas que hubieran podido ser maestras para mi vida.
Que dolor, que perdida, que días de vacíos, de ansiedades, de tristezas”

El segundo párrafo procede del transcurso de sus viajes, cuando escribió lo siguiente: 
"Sólo siento indiferencia ante lo que pueda ocurrir, ya sean dificultades, sufrimiento, vida y muerte.
En realidad, caemos en la inquietud y el temor porque nos importa demasiado nuestra vida y nuestro confort.
La sabiduría consiste, pues, en no permitir que me invada la agitación.
Si el final está cerca, no tiene la menor importancia".

Fue una mujer de una sabiduría extraordinaria, adquirida en sus experiencias y quizás de la filosofía oriental, donde esta claro que lo importante es vivir el momento sin importar que pasará mañana
Incluso un documental sobre su vida que encontré en el canal de la UNED en YouTube, cuenta que los monjes budistas del monasterio de Kum Dum en China (donde Alexandra vivió dos años) la llamaron "Lámpara de sabiduría"




Si queréis mas información de esta gran viajera y sobre todo extraordinaria mujer podéis visitar la Web del Centro Cultural Alexandra David-Néel  (en Inglés y Francés).

De lo que leí hasta ahora de Alexandra me quedo con estas dos frases, verdaderas "perlas" de su sabiduría.

“Para aquél que sabe mirar y sentir, 
cada minuto de vida libre es una auténtica gloria” 

“La aventura será mi única razón de ser” 


Para terminar desearles a todos un 2013 en el que la razón "de ser" sea vivir los sueños y por tanto será un año colmado de felicidad .-

12 comentarios :

VERÓNICA CORRALES dijo...

Gracias por regalarme una historia tan hermosa.

Me rio al pensar que hoy en día debatimos inútilmente la diferencia entre turista y viajero. Con el ejemplo de Alexandra queda claro que TODOS somos Turistas.

Es imposible plantearse que uno es un viajero (descartado por supuesto lo de gran) cuando lee historias de autenticas vivencias y exploraciones como la que llevo a cabo Alexandra en su vida.

Un abrazo y enhorabuena por esta preciosa entrada.

Any dijo...

Gracias por el comentario Vero y por la reflexión con la que estoy 100% de acuerdo.
Para no liarla demasiado... porque cuando dije lo que pensaba al respecto en junio a más de un@ le sentó mal... me remitiré a la frase que dice:
"Dime de que presumes y te diré de lo que careces"

Un abrazo y FELIZ 2013 !!!

Javy dijo...

De esta extraordinaria mujer recomiendo leer Místicos y magos del Tibet.
Además de volver a escribir en el blog, no estaría mal que me contestes algún email y que te conectes con el mundo. ¿En que andarás?

Feliz ASIÁTICO 2013.

Un beso desde KL

Mª Mercè dijo...

Desconocía a esta valiente mujer.

Tendré que leer algunos de los títulos que recomendáis por aquí, para conocerla un poco más.

Por si no hablamos antes... FELIZ salida y entrada de año!

Any dijo...

Javy,Gracias por la sugerencia.
Te respondí. Buen viaje guapetón!

Mercè, Feliz 2013!!!

Al parecer esta es la obra completa Mercè, pero la mayoría están descatalogados o hay que conseguirlo en Webs como Iberlibro de segunda mano.

Elogio a la vida (Pour la Vie, 1898)
Viaje a Lhasa (Voyage d'une Parisienne à Lhassa, 1927)
Místicos y magos del Tíbet (Mystiques et Magiciens du Thibet, 1929)
Magia de amor y magia negra (Magie d'Amour et Magie Noire, 1938)
El budismo de buda (Le Modernisme Bouddhiste et le Bouddhisme du Bouddha, 1911)
La vida sobrehumana de Gesar: la gran epopeya del Tíbet (junto a Lama Yongden) (La vie Surhumaine de Guésar de Ling le Héros Thibétain, 1931)
En el corazón del Himalaya: por los caminos del Katmandú (Au Coeur des Himalayas, le Népal, 1949)
La india en que viví (L'Inde : Hier, Aujourd'hui, Demain, 1951)
Textos tibetanos inéditos (Textes Tibétains Inédits, 1952)
El Poder de la Nada (La Puissance du Néant, 1954)
Iniciaciones e Iniciados del Tibet (Initiations Lamaïques, 1957)
Inmortalidad y reencarnación (Immortalité et Réincarnation, 1961)
El sortilegio del misterio (Le Sortilège du Mystère, 1972) (Edición póstuma)
Diario de viaje: cartas desde la India, China y Tíbet (Journal de Voyage, 1975) (Edición póstuma)
Dos maestros chinos (Deux Maîtres Chinois, 1989) (Edición póstuma)

Mª Mercè dijo...

Ya me he guardado los títulos, Any.

Muchas gracias y feliz 2013 para ti!

Ana Teresa dijo...

Emma Goldman diría: "Cuando perdemos la capacidad de soñar, morimos"

Vas a ver que en 2013 tu sueño del Tibet se hará realidad.
El cuarto intento va a ser el definitivo!

Any dijo...

Gracias Tere, esa frase no la recordaba, brillante como todo lo de Emma.-

Besos

Fuetimate dijo...

Muy buena idea la de contar más allá de las experiencias personales durante un viaje e ilustrarnos con cultura popular
Saludos
Ares
Fuet-i-Mate

Con autocaravana y sin ella dijo...

Que extraordinaria mujer. ¡Y pensar que se marchó ella sola a la aventura con 57 años! Después de leer tu entrada me va a dar verguenza decir que me gusta viajar!
Me ha encantado!!

Ana Laura dijo...

Esta Señora a mi me ha dejado alucinando también la primera vez que leí sobre ella .-
Un ejemplo perfecto de que no hay edad para vivir los sueños e ir detrás de ellos .-

Gracias por tu comentario y un saludo.

carlos javier nuñez vazquez dijo...

Ademas en aquella época, ser mujer y viajar era todo un reto. Una historia maravillosa, gracias por compartirla con nosotros.